Bebidas para este verano

Había hace muchos años un anuncio de TV, de estética pop-psicodélica, en el que Barbarella, mítico icono del género “fanta-erótico”, recibía una llamada telefónica: “Estoy en una discoteca, ¡todos toman combinaciones vulgares!”. Y respondía ella: “¡Intolerable!”. Se presentaba en la discoteca cargada de Licor 43 y la cosa degeneraba en un fiestón. 

Yo, en mi más tierna infancia, pensé que ese licor era el elixir de la felicidad. Cuando tuve edad de probarlo comprendí que no era así, pero me quedé con el mensaje: hay que evitar la vulgaridad.   

Así que os pregunto: ¿vais a pasar el verano tomando coca-cola y café con hielo? Y, en el colmo de la locura… ¿un tinto con gaseosa? Salvo que veraneéis en Comillas (allí nada cambia, la gente sigue usando Meyba y bajando a la playa en albornoz a darse baños de ola), os propongo dos alternativas: 

 

La Cafesera: mezcla de café y gaseosa, es un sustituto ideal de refrescos de cola y del café con hielo. Preparación: Hielo, una parte de café, tres partes de gaseosa y una rodaja de limón. El resultado es una bebida tonificante y refrescante, de dieta, con un suave sabor a café, parecido a la coca-cola pero mucho mejor y más sana: sin colorantes y sin calorías. Puedes optar por café descafeinado. Es de mi invención, mi legado al mundo. La foto está abajo. 

El Tintonic: olvida el dulzor cansino del tinto de verano:pásate al Tintonic, mira la foto, qué aspecto tan apetecible. Preparación: Hielo, una parte de vino tinto (crianza mejor), tres partes de tónica, rodaja y gotitas de limón. El ligero amargor de la tónica, mezclado con el vino y el aroma del limón, hacen del Tintonic una bebida muy superior al tinto con gaseosa, y más refrescante. La receta proviene de Carmentxu Odriozola.  

 

Probad ambas y veréis que Barbarella tenía razón: beber combinaciones vulgares es intolerable, existiendo estas maravillosas opciones. Feliz verano.